Comunidad celebra nombramiento de escuela
May 23, 2002
Sharahn D. Boykin
Especial para La Gazette




Ritmos de salsa y melodias de merengue resonaban en el centro de conferencias de la Universidad de Maryland el viernes por la noche. Mesas decoradas con velas encendidas, risas, comida y diversión abundaban en la gala para celebrar el nombramiento de la escuela elemental en honor a César Chavez, hispano y activista de derechos civiles.

Cerca de 150 padres, maestros y miembros de la comunidad asistieron a las festividades de esa noche. "Este fue un baile para la gente," dijo Adela Acosta, directora de la escuela. Temprano ese día, una ceremonia se llevó a cabo en la escuela, ubicada en Riggs Road. La ceremonia incluyó la presentación de alumnos bailando y cantando mientras la superintendente de las escuelas públicas de Prince George, Iris T. Metts, y Doyle Niemann, miembro de la junta educativa asistían al acto.

César Chavez, un activista de derechos civiles, fue el fundador del sindicato de trabajadores de la agricultura en 1962. El dedicó su vida a luchar por los derechos de los trabajadores migrantes. La escuela elemental César Chavez es la única escuela del condado cuyo nombramiento se hace en honor a un hispano, y la única escuela cuya directora es de origen hispano. "Más de la mitad de nuestras familias provienen de experiencias similares a las del Sr. Chavez. Pienso que es muy apropiado que se dedique esta escuela a él [César Chavez]," dijo Acosta.

La escuela originalmente se iba a llamar Parkway Elementary School. Pero una vez que la directora se enteró que la escuela compartiría el nombre con una licorería del mismo nombre, "Parkway Liquors," Acosta pensó que era el momento para un cambio y se discutió la idea con la asociación de padres y maestro. Otros dos nombres se consideraron para nombrar la escuela. La escritora Anne Frank y Helen Keller, quien venció muchos obstáculos en su vida por haber nacido ciega y sorda. Sin embargo, César Chavez fué una decision lógica debido a lo que el representaba para toda la comunidad, indicó Acosta.

Después de reabrir sus puertas en 1999, la comunidad escolar solicitó a la junta educativa nombrar la escuela en honor a César Chavez. "Cesar Chavez ayudó a los pobres cuyos derechos estaban siendo violados," dijo Acosta. " Niñas, niños y jóvenes que estaban siendo explotados en las granjas de este país. Ellos no asistían a la escuela, ni se les pagaba mucho. Ellos vivían sin sentido alguno y él vislumbró ésto como un asunto de derechos civiles tal como lo visualizó el mismo Martin Luther King."

César Chavez también sirve de ejemplo a los niños del condado, dijo Acosta.

"Los niños que crecen en este condado ahora tienen un héroe y ven que es posible ser pobre, inmigrante y aún tener la posibilidad de tener éxito," dijo Acosta, quien además es miembro de la comisión presidencial para la excelencia en educación especial.

Acosta resaltó la importancia de continuar uniendo a las culturas Afro-Americana e Hispana de manera positiva. "Los Hispanos y Los Afro-Americanos son vecinos en [la escuela] y trabajan juntos. Viven el uno junto al otro, pero muchas veces no tienen la oportunidad de compartir socialmente donde ese esas barreras que existen entre culturas puedan eliminarse," indicó Acosta.

Traducido por Mónica B. Handyside. Envie sus comentarios a Oswaldo Jimenez a ojimenez@gazette.net.